La rotura de un tendón: cómo recuperarte de una lesión de hombro

Como ya hemos visto en otros artículos sobre patologías de hombro, hay diversas lesiones que podemos sufrir en el hombro, desde la lesión de SLAP hasta lesiones del manguito rotador. Y es que la articulación del hombro es una estructura compleja, en constante uso y que no está preparada para hacer movimientos por encima de la cabeza. Una de las lesiones que podemos sufrir en el hombro es la rotura de un tendón.

Todos estos factores hacen que en nuestra clínica de traumatología en Sevilla recibamos a menudo pacientes con dolor de hombro. Algunos de estos dolores están causados por la rotura de un tendón. En este artículo hablamos sobre la rotura del tendón y la recuperación tras esta lesión.

Rotura de un tendón

Dentro del hombro, concretamente en el manguito rotador, hay cuatro músculos que son los que permiten los distintos movimientos del hombro. Estos músculos son el supraespinoso, el infraespinoso, el redondo menor y el músculo subescapular. Cada uno de estos músculos tiene un tendón que es el encargado de unir el músculo al hueso.

De todos los tendones, el que más tendencia tiene a sufrir roturas es el tendón supraespinoso. Este tendón se puede romper total o parcialmente por diversos motivos, normalmente de tipo mecánico, que pueden ser la práctica de ciertos ejercicios que impliquen movimientos de repetición con el hombro o trabajos que obliguen a levantar los brazos por encima de la cabeza (pintores, electricistas…). La edad también es un motivo de desgaste y rotura del tendón, ya que con el paso de los años el tendón pierde sus propiedades.

Por último, el tendón supraespinoso también puede tener un origen traumático, tras una caída o un golpe en el hombro.

Estas lesiones no deben dejarse pasar, ya que no se curan por sí solas, sino que necesitan de tratamiento médico. Cuanto más se postergue la visita al especialista, más graves e irreversibles pueden ser las secuelas.

Tratamiento de la rotura de un tendón del hombro

En cualquier lesión de hombro siempre se suele plantear una opción de tratamiento conservador antes de recurrir a la cirugía. En el caso de la rotura del tendón, las opciones sin cirugía no van enfocadas a volver a unir el tendón, sino a recuperar la funcionalidad del hombro prescindiendo del tendón roto.  Este tipo de tratamientos están recomendados para personas sedentarias o de avanzada edad. 

El tratamiento conservador se divide en tres fases. En una primera fase se controla el dolor con analgésicos e incluso infiltraciones. En segundo lugar se recupera la movilidad perdida mediante fisioterapia. Por último, se le proporciona al paciente un plan personalizado de ejercicios para fortalecer el manguito rotador.

Para pacientes jóvenes, deportistas, activos o con un trabajo físico, la mejor solución a la rotura del tendón suele ser la cirugía. El tratamiento quirúrgico suele ser una artroscopia en la que se realiza una sutura del tendón roto.

Por supuesto, esta cirugía debe ser realizada por un doctor profesional con experiencia en lesiones de hombro.

Recuperación tras la cirugía

Aunque con la cirugía artroscópica la recuperación es más rápida que en una cirugía abierta, el hombro es una estructura muy compleja y por lo tanto el proceso hasta la completa recuperación suele ser largo. Además, es importante no forzar la articulación y ser paciente para lograr el mejor resultado.

Post-operatorio

En las primeras horas tras la intervención el hombro debe permanecer inmovilizado con un cabestrillo para mantener la integridad de la reparación quirúrgica. Puede bajarse la inflamación y dolor con medicamentos o aplicando frío en la zona. Estos primeros días es necesario realizar curas para mantener las heridas limpias.

En esta primera fase no se deben realizar movimientos activos del hombro y hay que evitar apoyarse sobre el hombro intervenido. Poco a poco se va recuperando el balance de la articulación.

Movilización y rehabilitación

Tras las primeras semanas se inicia la rehabilitación del hombro con fisioterapia. Se comienza a recuperar la movilidad articular y se puede ir retirando progresivamente el cabestrillo. En esta fase es normal sentir molestias, ya que la articulación va recuperando la movilidad perdida. Para el dolor se puede recurrir a la crioterapia.

Recuperación de la fuerza

En esta tercera fase la articulación ya ha recuperado su movilidad y es momento de fortalecerla. Para lograrlo se hacen distintos ejercicios que deben estar prescritos por el traumatólogo. Los ejercicios suelen realizarse con bandas elásticas de resistencia y trabajan especialmente el movimiento de rotación del manguito rotador.

Vuelta a la actividad habitual

Tras el proceso de rehabilitación, el traumatólogo especialista en hombro realiza una serie de pruebas para determinar si el hombro del paciente está preparado para retomar la actividad actual. Ya sea el deporte o el trabajo, debe incorporarse de forma gradual y sin realizar sobreesfuerzos.

Recomendaciones tras una operación de hombro

Aunque se haya logrado una correcta rehabilitación, un hombro operado nunca volverá por completo a su estado inicial, por lo que es necesario tomar una serie de precauciones para no reincidir en la lesión:

  • Contar con la ayuda de un entrenador personal: Tras una lesión de hombro es recomendable volver a la práctica de deporte contando con un entrenador personal que vaya guiando los pasos para evitar cualquier tipo de problema. Esto es especialmente importante al inicio de la actividad física tras la operación.
  • Ser conscientes de las limitaciones: Tras una lesión de hombro es muy importante saber hasta dónde se puede llegar, un sobreesfuerzo de la articulación puede hacer que el tendón vuelva a lesionarse. Por ello es importante ser precavido y dar el reposo adecuado a la articulación.
  • Estar alerta a las molestias: Ante la más mínima reaparición de los síntomas en el hombro, acude a tu clínica traumatológica para que te realicen un examen. Una detección precoz puede evitar que la lesión vuelva a producirse.

Recuerda que no debes iniciar ningún tratamiento sin la prescripción de un doctor. Si tienes síntomas de una lesión de hombro, en Advansur puedes encontrar un equipo de traumatólogos que te dará el mejor tratamiento y te acompañará en el camino hacia tu recuperación. No dudes en pedir una cita previa con nuestra cirujana experta en patologías de hombro.

2 comentarios

  1. Me han reconstruido el tendón supraespinoso , a la semana he empezado a moverme con el brazo bueno , a por ejemplo poner en una lavadora , colocar el lavavajillas y cosas así ,sin coger peso ni hacer nada con el brazo operado y la duda que tengo es : se puede volver a romper con éstos movimientos de nuevo el tendón?

    1. Hola Silvia, gracias por tu pregunta.
      Las primeras tres semanas tras la reparación artroscópica de manguito rotador es importante guardar reposo del miembro intervenido, puesto de ello depende la cicatrización. Si sometemos la reparación a importantes solicitaciones mecánicas podemos sufrir lesiones o falta de cicatrización. 
      Con el brazo no intervenido puede realizar todas las actividades necesarias para su vida cotidiana . Eso no repercute para la evolución de la intervención.
      ¡Esperamos que la respuesta te sea de utilidad!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Categorías